Castillo de Butron

El Castillo de Butron está situado en la localidad vizcaína de Gatika, cercana a la población de Sopelana y a su maravillosa playa, el Castillo de Butrón es un ejemplar que no es muy habitual ver en el País Vasco. Los castillos en España son muy valorados la mayoría pertenece a Patrimonio Nacional. En esta región de España no hay demasiadas fortalezas medievales por ello se considera una reliquia que muchos desean visitar.

En la actualidad el Castillo de Butron pertenece a un particular por ello no es posible visitarlo por dentro. De todas maneras son muchas las personas que concurren a verlo y a tomar fotografías desde afuera.
Al menos se puede acceder a parte del Castillo de Butron de manera de disfrutar de sus extensos jardines, incluido un jardín botánico, y para recorrer el encantador bosque donde se encuentra emplazado, que tiene su propio río, cuyo nombre no podía ser otro que Butrón.

De origen medieval, el castillo cuenta con una larga historia, vinculada durante siglos a los Señores de Butrón. Su imagen actual se remonta al año 1878, cuando tuvo lugar la última gran reforma.

Historia del Castillo de Butrón

La historia del Castillo de Butrón, se remonta a las más cruentas luchas que han tenido lugar en Vizcaya. La historia es tan apasionante como la arquitectura del castillo. De hecho, desde el siglo XVI, y durante más de tres siglos, fue el escenario de los continuos enfrentamientos entre dos bandos de la nobleza de vizcaína. Por entonces, los señores de Butrón eran los que mandaban en este territorio.

Mucho antes, a mediados del siglo XIII, Butrón no llegaba a ser un castillo. En aquellas fechas era una casa-torre, pero ya moraba en ella la estirpe de los Butrón. Fue también uno de los Señores de Butrón, el quinto, quien la transformó en castillo durante el siglo XIV.

A principios del siglo XVI la fortaleza quedó abandonada, y se produjo en ella un serio deterioro. A finales del siglo XIX se realizó la restauración que le confirió su aspecto actual. El responsable fue el arquitecto Francisco de Cubas, que se guió por los criterios de moda en aquella época en cuanto a castillos europeos. Por ese motivo recuerda mucho a un castillo alemán.

La ciudad de Gatika

Aprovechando la visita al Castillo de Butrón, merece la pena conocer la localidad donde se encuentra. Gatika es un pueblo bonito y muy cuidado, en el que predomina la naturaleza. Y no sólo por su maravilloso entorno natural, también por las grandes zonas verdes que hay en la población.
El municipio, que se divide en nueve barrios, se encuentra junto al río Butrón. Se trata de una histórica localidad, lo que le ha proporcionado un buen patrimonio monumental. Además de ver el castillo, aquí se pueden visitar lugares como la Iglesia de Santa María, del siglo XVI, o la Ermita de la Magdalena.

Una buena época para visitar Gatika, y el castillo, es a finales de agosto, cuando tienen lugar las fiestas en honor a San Bartolomé. Te lo pasarás a lo grande porque, además de los concursos gastronómicos de tortillas y paellas, organizan actividades tan divertidas como una carrera de burros, un concurso de lanzamiento de boinas o rallys humorísticos.