Arquitectura clásica según Vitruvio

Según Vitruvio (De Architectura) la arquitectura se basa en tres principios: estabilidad (Firmitas), utilidad (Utilitas) y gracia / belleza (Venustas). Las tres categorías deben tenerse en cuenta por igual. Por un lado, están destinados a determinar el diseño arquitectónico, por otro lado sirven como criterios para la evaluación del edificio terminado.

Además, Vitruvio define seis términos arquitectónicos básicos: ordenación, dispositivo, euritmia, simetría, decoración y distribución.

La Basílica Palladiana en Vicenza de Andrea Palladio. La arquitectura renacentista transmitió y continuó los principios clásicos de la antigüedad.

“Ordinatio”, “eurythmia” y “symmetria” se refieren a la proporción del edificio. “Ordinatio” representa el “orden de medida”, es decir, la división dimensional apropiada de las extremidades de una estructura, “eurythmia” para la apariencia elegante y la apariencia apropiada en el ensamblaje de los miembros y “symmetria” para la armonía de los elementos individuales. En el primer capítulo del tercer libro, en el que Vitruvio explica las proporciones idealizadas del cuerpo humano, la reducción de sus dimensiones a formas geométricas básicas como el cuadrado y el círculo, así como la base modular de los sistemas numéricos, estas declaraciones para la proporción se profundizan aún más.

“Dispositivo” se refiere a la concepción o disposición del edificio y los planos de construcción necesarios, que define con el diseño, la sección y la vista en perspectiva (“icnografía”, “ortografía” y “escanografía”).

“Decoración” se refiere a la apariencia perfecta de un edificio de acuerdo con las reglas de las convenciones reconocidas. Como ejemplos, Vitruvio. La asignación correcta de tipos de columnas (dóricas, jónicas, corintias) a ciertas deidades en la construcción del templo, la coordinación del exterior y el interior, de los subelementos estilísticos al estilo general, desde las habitaciones hasta las direcciones, etc.

“Distributio” significa, por un lado, la distribución apropiada de los materiales de construcción y los gastos en la construcción y, por otro lado, la construcción apropiada para el residente.

El orden clásico de columnas introducido por Vitruvio todavía se usa en arquitectura.

Diferenciación con la construcción general.

¿Dónde comienza la arquitectura y se detiene el “edificio desnudo”?
Arquitectura del barroco (Wieskirche)
Edificio Art Nouveau: edificio Theresienstein en Hof
Edificio principal de la Universidad Bauhaus de Weimar (1904-1911 según los diseños de Henry van de Velde)

La arquitectura como arte funciona por su calidad de diseño especial y, por lo tanto, difiere del edificio general (ver también estética).

La idea de lo que constituye el logro arquitectónico real en el diseño y la construcción de un edificio, y que eleva el edificio más allá de lo puramente práctico, ha cambiado significativamente en el curso del siglo pasado. Hasta finales del siglo XIX, era sobre todo el uso de formas tradicionales (estilo ) con a menudo adornos ornamentales, en los que el rango artístico se manifestaba como valor agregado y belleza de un edificio en oposición consciente a una pragmática.

Con el funcionalismo del siglo XX, predominó un concepto de arquitectura, dando prioridad al propósito de los edificios (incluidas las construcciones de ingeniería). Al mismo tiempo, los aspectos constructivos, proporcionales y formadores de espacio del edificio se convirtieron en el tema de diseño de la arquitectura. Al mismo tiempo, numerosas representaciones de la modernidad, la progresividad y la expresión del presente han tratado de dar primacía a la arquitectura funcionalista. Esta comprensión funcionalista de la arquitectura se aflojó en movimientos como el posmodernismo y el deconstructivismo.

La Sagrada Familia

La Sagrada Familia, es una enorme basílica ubicada en Barcelona (España) Ha sido construída y diseñada por el arquitecto catalán Antoni Gaudí. Iniciada en 1882, todavía está en construcción. Esta basílica es la obra maestra del artista Antoni Gaudí, y el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana. Es uno de los monumentos más visitados de España, junto al Museo del Prado y la Alhambra de Granada,​ y es la iglesia más visitada de Europa tras la Basílica de San Pedro del Vaticano.​ Cuando esté finalizada será la iglesia cristiana más alta del mundo.

La Sagrada Familia es un reflejo de la plenitud artística de Gaudí: trabajó en ella durante la mayor parte de su carrera profesional, pero especialmente en los últimos años de su carrera, donde llegó a la culminación de su estilo naturalista, haciendo una síntesis de todas las soluciones y estilos probados hasta aquel entonces. Gaudí logró una perfecta armonía en la interrelación entre los elementos estructurales y los ornamentales, entre plástica y estética, entre función y forma, entre contenido y continente, logrando la integración de todas las artes en un todo estructurado y lógico.

Desde 1915 Gaudí se dedicó prácticamente en exclusiva a la Sagrada Familia, que supone la síntesis de toda la evolución arquitectónica del genial arquitecto. Después de la realización de la cripta y el ábside, todavía en estilo neogótico, el resto del templo lo concibió en un estilo orgánico, imitando las formas de la naturaleza, donde abundan las formas geométricas regladas. El interior debía semejar un bosque, con un conjunto de columnas arborescentes inclinadas, de forma helicoidal, creando una estructura a la vez simple y resistente. Gaudí aplicó en La Sagrada Familia todos sus hallazgos experimentados anteriormente en obras como el Parque Güell o la cripta de la Colonia Güell, consiguiendo elaborar un templo estructuralmente perfecto a la vez que armónico y estético.

La Sagrada Familia tiene planta de cruz latina, de cinco naves centrales y transepto de tres naves, y ábside con siete capillas. Ostenta tres fachadas dedicadas al Nacimiento, Pasión y Gloria de Jesús y, cuando esté concluida, tendrá 18 torres: cuatro en cada portal haciendo un total de doce por los apóstoles, cuatro sobre el crucero invocando a los evangelistas, una sobre el ábside dedicada a la Virgen y la torre-cimborio central en honor a Jesús, que alcanzará los 172,5 metros de altura. El templo dispondrá de dos sacristías junto al ábside, y de tres grandes capillas: la de la Asunción en el ábside y las del Bautismo y la Penitencia junto a la fachada principal; asimismo, estará rodeado de un claustro pensado para las procesiones y para aislar el templo del exterior. Gaudí aplicó a La Sagrada Familia un alto contenido simbólico, tanto en arquitectura como en escultura, dedicando a cada parte del templo un significado religioso.

Durante la vida de Gaudí solo se completaron la cripta, el ábside y, parcialmente, la fachada del Nacimiento, de la que Gaudí solo vio coronada la torre de San Bernabé. A su muerte se hizo cargo de la construcción su ayudante, Domingo Sugrañes; posteriormente, ha estado bajo la dirección de diversos arquitectos, siendo Jordi Faulí i Oller director de las obras desde 2012. En la decoración escultórica trabajaron artistas como Llorenç y Joan Matamala, Carles Mani, Jaume Busquets, Joaquim Ros i Bofarull, Etsuro Sotoo y Josep Maria Subirachs, autor este último de la decoración de la fachada de la Pasión.

La obra que realizó Gaudí, es decir, la fachada del Nacimiento y la cripta, fue incluida en 2005 por la Unesco en el Sitio del Patrimonio de la Humanidad «Obras de Antoni Gaudí». Es un monumento declarado en el registro de Bienes Culturales de Interés Nacional del patrimonio catalán y en el registro de Bienes de Interés Cultural del patrimonio español con el código RI-51-0003813.​ Es además, desde 2007, uno de los 12 Tesoros de España.​ También en 2007 fue elegida una de las Siete Maravillas de Cataluña.​
El templo fue declarado basílica menor el 7 de noviembre de 2010 por el papa Benedicto XVI.​ Ese año la recién construida nave principal del templo recibió el premio Ciudad de Barcelona de Arquitectura y Urbanismo.

Resumen de la Arquitectura de España

Por arquitectura de España se entiende la existente en lo que actualmente es territorio español y la realizada por arquitectos españoles en el mundo. Debido a la amplitud temporal y geográfica que tiene la historia de España, la arquitectura española ha tenido multitud de influencias y manifestaciones.

Incluso desde antes de los poblados que pudieron describir las fuentes romanas (como los de iberos, celtíberos, cántabros) existen en la Península Ibérica vestigios de formas arquitectónicas comparables a otros ejemplos de las culturas mediterráneas y semejantes a los de Europa del norte.

Un auténtico desarrollo dentro de la arquitectura de España vino con la llegada de los romanos, que dejaron atrás algunos de sus monumentos más impresionantes en Hispania. La llegada de los vándalos, suevos y visigodos supuso una profunda decadencia en las técnicas romanas pero también el aporte de técnicas constructivas más austeras de vinculación religiosa, al igual como ocurrió en el resto de occidente. La invasión musulmana en el año 711 supuso un cambio radical en los siguientes ocho siglos y llevó a grandes avances en la cultura, incluyendo la arquitectura. Córdoba, capital de la dinastía Omeya y Granada, de la nazarí, fueron centros culturales de extraordinaria importancia.

En los reinos cristianos surgieron gradualmente y desarrollaron estilos propios, inicialmente aislados de las influencias europeas y más tarde integrados en las grandes corrientes arquitectónicas europeas románica y gótica, las cuales llegaron a alcanzar un auge extraordinario, con numerosas muestras religiosas y civiles a lo largo de todo el territorio. Simultáneamente se desarrolló el estilo mudéjar, del siglo XII al XVII, que se caracterizó por una mezcla de corrientes culturales de herencia estructural europea y decoración árabe.

Hacia finales del siglo XV y antes de colonizar América hispana con la arquitectura colonial y barroca, en España se experimentó con la arquitectura renacentista, desarrollada principalmente por arquitectos locales (Pedro Machuca, Gaspar de Vega, Juan Bautista de Toledo, Juan de Herrera, Andrés de Vandelvira…). El barroco español se caracteriza sobre todo por el exuberante churrigueresco, distinguiéndose de las influencias internacionales posteriores, y dando sus obras más importantes en desarrollo en el Imperio español americano, principalmente misiones, catedrales y arquitectura pública. El estilo colonial, que se mantuvo durante siglos, aún tiene una gran influencia en México, Centroamérica y los países del Pacífico sudamericano. El neoclasicismo tuvo su cumbre en el trabajo de Juan de Villanueva y sus discípulos.

El siglo XIX tuvo dos facetas: el esfuerzo en ingeniería para alcanzar un nuevo lenguaje y mejoras estructurales con hierro y vidrio como principales materiales, y la corriente académica que primero se enfocó en el historicismo y el eclecticismo y más tarde en los regionalismos. La entrada del modernismo en las corrientes académicas produjo figuras como Antonio Gaudí en la arquitectura del siglo XX. El Estilo Internacional fue liderado por grupos como el GATEPAC.

España está sufriendo una verdadera revolución técnica dentro de la arquitectura contemporánea y los arquitectos españoles como Rafael Moneo, Santiago Calatrava y Ricardo Bofill se han convertido en referentes internacionales.

Por la relevancia artística de muchas de las estructuras arquitectónicas de España, incluyendo partes enteras de ciudades, han sido designadas Patrimonio de la Humanidad. El país posee el segundo puesto en número de lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, superado solamente por Italia.

Definiciones sobre arquitectura

La arquitectura es “armonía y armonía de todas las partes que se pueden lograr para que nada se pueda quitar, agregar o cambiar sin destruir el todo” (Leon Battista Alberti: 1452 en: De re aedificatoria).

Definiciones sobre arquitectura

La arquitectura es, según Louis Sullivan (1896), “la ley de todo lo orgánico e inorgánico, de todo lo físico y metafísico, de todas las cosas humanas y sobrehumanas, de todas las manifestaciones reales de la cabeza, el corazón y el alma, que la vida es reconocible en su expresión la forma siempre sigue a la función”.
“La arquitectura actual surge de acuerdo con las leyes económicas, constructivas y funcionales. Estamos en una dura lucha con la realidad. Y si algo similar a lo que uno llama el atributo del arte, entonces se puede hablar de una felicidad poco probable en su vida “(Egon Eiermann: Grosse Architekten, HäuserBuch-Verlag).
“La arquitectura combina arte y ciencia (o tecnología) para organizar el medio ambiente de acuerdo con las necesidades humanas” (Louis Hellman)
“La arquitectura es conocimiento de la tecnología, receptividad al lado artístico del asunto” (Arne Jacobsen).
“La expresión elemental de las formas arquitectónicas es gestual. Por un lado, se basa en las cualidades del espectáculo de las cosas construidas, por otro lado, en las sensaciones del sentimiento, el movimiento del cuerpo “(Wolfgang Meisenheimer: The Thinking of the Body and the Architectural Space)

Definición y concepto de arquitectura

La palabra arquitectura es la versión germanizada de la arquitectura arquitectónica latina ‘arquitectura’, que se deriva del griego ἀρχιτέκτων architécton. El último consiste en αρχι- archi-, alemán, principal y τέκτων tékton, alemán ‘maestro constructor’ o ‘carpintero’ y, por lo tanto, podría traducirse como ‘jefe artesano’ o ‘maestro constructor’.

Definición de arquitectura

La definición de qué arquitectura es hoy, por lo tanto, también depende del campo de actividad del arquitecto. El término ha cambiado a lo largo de la historia y está en su totalidad.
En el sentido más estricto del concepto clásico de arquitectura, arquitectura significa la ciencia y el arte del diseño planificado del entorno humano construido, d. h. La confrontación con el espacio creado por el hombre y, en particular, la interrelación entre el hombre, el espacio y el tiempo. El concepto clásico de arquitectura incluye diferentes facetas de significado. Se usa para la construcción, la creación y el diseño estético de edificios / estructuras de todo tipo, sin embargo, el término arquitectura ya no es muy actual. En una extensión del término, el término arquitectura se usa generalmente en el discurso académico en general para el arte de crear y dar forma a espacios en general.
como el título de tipologías de construcción,
como un nombre para el campo profesional del arquitecto,
como un término genérico para las obras de arquitectos.
como un término para la ciencia de la construcción.

Historia de la arquitectura

Durante siglos, la arquitectura se ha entendido en el sentido más amplio como construcción de cualquier tipo. Arquitectura fue el diseño de edificios que construyen arte, de ahí el término arquitectura.
La arquitectura se ocupa de edificios individuales, principalmente en el campo de la construcción de edificios. La lista de edificios por función ofrece una visión general de la variedad de tareas.

Planificación urbana

La planificación urbana trata a mayor escala con el diseño de ciudades y grandes complejos de edificios y la interacción de los edificios y sus alrededores.

Arquitectura del paisaje

La arquitectura del paisaje se ocupa del paisaje y los espacios verdes desde un punto de vista arquitectónico.

Diseño interior

El diseño interior tiene el diseño de interiores a la meta.

Sin embargo, esta definición ha sido controvertida, especialmente desde principios del siglo XX. En consecuencia, la mayoría de los intentos de definición se vuelven comprensibles solo en el contexto de ciertos debates sobre el contenido, el propósito y el significado de la arquitectura, por lo que también debe considerarse el respectivo edificio contemporáneo con sus implicaciones estéticas, técnicas, económicas y políticas. Similar al concepto de la obra de arte, no parece posible en el concepto arquitectónico limitarse a la mera descripción de una palabra o cosa.

Tras un examen más detallado, cada definición más sofisticada demuestra ser una lucha por la soberanía definitoria y el poder de la supremacía. Debido al aspecto normativo implícito, toda determinación “sustantiva” de arquitectura sigue siendo controvertida y esencialmente ideológica. Todo intento de definición, en la medida en que contiene una reflexión, ya es una teoría arquitectónica. La definición de arquitectura se basa esencialmente en la actitud respectiva y el sistema de valores de la persona que lo define, ya sea el cliente, el arquitecto o el teórico de la arquitectura.

El hecho de que las evaluaciones de las respectivas obras de los arquitectos suelen ser controvertidas es inevitable, ya que no es solo una competencia de talento y competencia, sino también la validez de los sistemas de valores individuales. Debido a la variación de las concepciones arquitectónicas, hoy existe una gran riqueza de formas en la arquitectura.

Especialidades de la arquitectura

arquitectura

f. Arte de proyectar y construir edificios.

Método o estilo de construir caracterizado por ciertas peculiaridades.
Arte de estructurar un espacio dentro del espacio en función de las necesidades del hombre, y también de ordenar el espacio en que estas construcciones se levantan, o, de una manera general, arte de dar forma en el espacio a toda otra clase de construcción (puentes, acueductos). La arquitectura admite la variedad que le imponen las condiciones del ambiente físico, la calidad y clase de los materiales y las corrientes espirituales e ideológicas. Su historia nos lo demuestra:
la arquitectura egipcia, maciza, horizontal, como el relieve geográfico del país;   los griegos, pueblo de geómetras y de lógicos, crean una arquitectura inspirada en la más estricta lógica;
la estructura política del Imperio romano nos da un arte utilitario, administrativo, sólido y frío (termas, acueductos, circos, carreteras);
la arquitectura románica, maciza, con bóvedas apoyadas en robustos contrafuertes, edificios mitad iglesia y mitad fortaleza;
la arquitectura árabe, plasmación arquitectónica de Las mil y una noches (arabescos, jardines, arcos de herradura), a la que sigue la explosión mística del gótico.
La arquitectura renacentista copia a Roma, se complica, y acaba en el barroco, con sus columnas en movimiento. Después siguen el neoclasicismo, el neorrománico y el neogótico. En la última década del s. XIX surge un movimiento que incorpora un nuevo material, el hierro, y rompe con los estilos historicistas: el art nouveau, modern style o estilo 1900, que en España se conoció con el nombre de modernismo y cuya principal figura fue Antoni Gaudí.
En la primera década del s. XX surge el racionalismo, que incorpora los avances tecnológicos y centra su interés en la función y no en la forma. Se desarrolla en Francia con Le Corbusier, en Alemania con la Bauhaus, en Holanda con el grupo De Stijl y en la U.R.S.S. con el constructivismo.
A partir de la Segunda Guerra Mundial toda la arquitectura está marcada, por un lado, por el racionalismo, y, por el otro, por las tendencias a él opuestas. En la década de 1960 y en oposición a los movimientos arquitectónicos del s. XX, englobados bajo el nombre de modernos, surgen dos nuevas tendencias arquitectónicas: la tardomoderna y la posmoderna.
Los arquitectos tardomodernos basan su posición en la alta tecnología. Los arquitectos posmodernos centran su lenguaje arquitectónico en la metáfora, en el repertorio de imágenes históricas y en la morfología basada en la ciudad. Esta versión historicista de la arquitectura posmoderna tomó partido, después de la disolución del CIAM (Congreso Internacional de Arquitectura Moderna), en 1959, por un cierto nacionalismo y regionalismo: neoliberty, en Italia; formalismo, en E.U.A.; escuela de Barcelona, en España; neovernáculo, en Gran Bretaña, y el estilo japonés, cada día más en alza. También hay que destacar en los últimos años el desarrollo de procesos sumamente imaginativos dentro de la arquitectura utópica. En la actualidad, el descomunal crecimiento de la población de las grandes urbes ha llevado a la arquitectura a tener que dejar de lado el diseño para construir casas prefabricadas, rascacielos y grandes conjuntos de viviendas (las ciudades satélite o ciudades dormitorio).

pl. Conjunto de diseños, proyectos y edificaciones de un mismo arquitecto, de una área geográfica determinada, de un momento histórico concreto, o con una misma función.

arquitectura (Del latín architectura)

1. s. f. ARQUITECTURA Ciencia de proyectar y construir edificios y monumentos.
2. ARQUITECTURA Arte y estilo de construir.
3. arquitectura civil: Arte de construir edificios públicos y privados no destinados al culto religioso.
4. arquitectura hidráulica: Arte de conducir y aprovechar las aguas.
5. arquitectura militar: Arte de construir fortificaciones.
6. arquitectura naval: Arte de construir embarcaciones.
7. arquitectura religiosa: Arte de construir obras de carácter religioso.

Arquitectura moderna en la península ibérica

Para los extranjeros conocedores de la arquitectura, y para muchos españoles, la era de la arquitectura moderna en la península ibérica generalmente comienza aproximadamente una década después de la muerte de Franco. Ya es hora de rendir homenaje a los arquitectos de la era moderna, que a menudo desafiaron la gran adversidad de la dictadura, la recesión y el historicismo.
A principios del siglo XX, las tensiones sociales y políticas en España eran enormes. Después de la monarquía y la dictadura finalmente fundada en 1931, la Segunda República española. ¡Qué esperanza de renovación y democracia hay en el país! Muchos arquitectos españoles buscaban un lenguaje arquitectónico apropiado para esta nueva sociedad, ya en la década de 1920. En 1928, el estudiante de Behrens y Loos, Fernando García Mercadal, construyó el Rincón de Goya, un museo en honor del pintor Francisco Goya. Es uno de los primeros y más importantes edificios de la arquitectura moderna en España, sin la disposición clásica, en su mayoría simétrica de edificios y elementos de fachada. En 1930, los arquitectos modernos, incluido García Mercadal, fundaron la Cooperativa GATEPAC (Grupo de Artistas y Técnicos Españoles Para la Arquitectura Contemporánea) y sentaron las bases para el Modernismo en España, de acuerdo con los ideales del CIAM.

Los espacios habitables deben cambiar: higiénicos, luminosos, aireados y espaciosos. El arquitecto Josep Lluís Sert, que regresó de París de la colaboración con Le Corbusier a Barcelona, ​​realizó en 1931 uno de los primeros edificios: un edificio de apartamentos en la calle Muntaner de Barcelona, ​​que ya exteriormente presentaba una fachada de yeso liso de color verde menta y ventanas de banda empotradas, loggias y salidas de concreto delgadas como obleas a la Bauhaus recuerda. La verdadera revolución tuvo lugar dentro. Aquí Sert planeó un diseño de casita para cada apartamento, dos baños para cada piso y luz natural y espacio para cada habitación. Incluso hoy, esto es una gran comodidad de vida en la concurrida Barcelona. Con la Casa Bloc construyó solo cinco años después, de acuerdo con los mismos principios, viviendas para trabajadores, 200 apartamentos dúplex, con acceso a Laubengang, patios verdes y mucha luz y aire en un distrito bastante problemático.
La Guerra Civil española puso fin a la democracia, que solo tenía cinco años, y también la primera fase de la modernidad. Muchos arquitectos de GATEPAC tuvieron que emigrar, Josep Lluís Sert también continuó su carrera en Harvard (EE. UU.).
En la década de 1940 España estaba en ruinas, económica, social, emocional y estructuralmente. Arquitectónicamente, los inicios de la dictadura se manifestaron con edificios monumentales e historicistas. No fue hasta principios de la década de 1950 que una segunda generación de artistas y arquitectos, tratando de vincularse con la era moderna de los años anteriores a la guerra, se encontraron. En Barcelona, ​​que buscaba una demarcación política, cultural y arquitectónica a Madrid, fundó en 1951 el grupo R. Un miembro de este grupo fue Antonio Coderch, quien en su Casa de la Marina (1954) en el antiguo distrito pesquero de la Barceloneta, el moderno con el típico regional Elementos mixtos. En un pequeño plano de planta, organizó los apartamentos de acuerdo con sus necesidades, inclinados y ahorradores de espacio. Él también confiaba en “vivir” y en parte en una casita. Dobló ligeramente la superficie de la fachada para ganar más luz del día. Escondido detrás de grandes persianas de listones hay ventanas y logias. A pesar de los detalles regionales, la fachada es típica: los paneles están al ras de la fachada, las ventanas de la sala tienen una forma excesiva, con perfiles delicados; la planta baja está acristalada y retraída, creando una impresión flotante.
El también arquitecto catalán Francesc Mitjans, arquitecto del legendario estadio de fútbol Camp Nou (1957), había construido en los años 40 aún más la historización. Pero a más tardar con su construcción del edificio de oficinas Harry Walker (1959) su interés estaba en la ligereza tecnoide del estilo internacional. Incluso hoy, el edificio impresiona con un techo de hormigón volando sobre la terraza panorámica y con esbeltos perfiles y columnas de acero, también gracias a una renovación de la fachada por los arquitectos.
A fines de la década de 1950, España salió del aislamiento, la Guerra Fría hizo del país una importante base militar. Gracias al creciente número de turistas y la reforma económica, las regiones costeras se desarrollaron en la década de 1960. No solo los turistas se mudaron masivamente a la costa española y a Madrid, sino también a los españoles, que esperaban trabajar allí. Mientras, por un lado, el desarrollo incontrolado de la costa avanzaba, los arquitectos individuales buscaban una consolidación urbana y una visión arquitectónica sostenible. En Madrid z. Por ejemplo, en 1969 Javier Saénz de Oiza construyó la torre residencial Torres Blancas, cuyas curvas y ventanas de concreto expuestas se ven bastante brutales tanto mecánicamente como desde la perspectiva actual. Sin embargo, la situación de la vivienda allí es a escala humana: los apartamentos, distribuidos en 21 plantas, tienen jardines en altura, como si fueran casas adosadas, la idea de Le Cobusier de la ciudad vertical. Otros arquitectos modernos importantes se dedicaron a a. la construcción de viviendas (sociales) tales. Alejandro de la Sota, Miguel Fisac ​​u Oriol Bohigas.
Incluso el arquitecto español más famoso de la época, Ricardo Bofill, realizó con sus edificios residenciales, como La Muralla cerca de Valencia, una visión de densidad con una enorme calidad de sala, pequeños patios, entradas privadas, diferentes perspectivas y pequeña escala en general. En 1974, un año antes de la muerte de Franco, Bofill construyó una de sus obras más famosas, Walden [4], cerca de Barcelona. Al menos ahora, aparece el modernismo español como posmodernismo internacional.
Autor: Rosa Grewe

A Rosa Grewe le encanta la arquitectura flamenca, mediterránea y española. Durante un año recorre la península ibérica y descubre ciudades, países y suburbios, costas y paisajes, diferencias y familiaridad. Estudió arquitectura en Darmstadt y ha sido periodista de arquitectura desde 2006.