Arquitectos minimalistas

La arquitectura minimalista, a veces denominada ‘minimalismo’, implica el uso de elementos de diseño simples, sin ornamentación ni decoración. Los defensores del minimalismo creen que condensar el contenido y la forma de un diseño en lo esencial revela la verdadera “esencia de la arquitectura”.

casa minimalista

La arquitectura minimalista surgió de los movimientos de inspiración cubista de De Stijl y Bauhaus en la década de 1920. Los arquitectos minimalistas más referentes como Ludwig Mies van der Rohe, teorizaron que el minimalismo daba el máximo poder al espacio arquitectónico.
El minimalismo fue un movimiento muy importante de diseño que duró muchísimos años incluso en la actualidad es uno de los estilos más duradero de todos los tiempos. Surgió en Europa gracias a los diseñadores industrialistas que replicaron los diseños fabriles a las casas y apartamentos.
Pabellón de Barcelona, Mies van der Rohe. Fuente de la imagen: Marc Teer.
Las características comunes de la arquitectura minimalista incluyen:

Formas geométricas puras.
Materiales simples, limitados y sencillos.
Componentes limpios y rectos.
Repetición para dar sentido de orden y unificación.
Espacios simples y abiertos.
‘Lineas limpias.

El minimalismo en arquitectura se basó en la arquitectura racionalista  ya que pretendía la superioridad de la funcionalidad antes que la estética o la decoración. El minimalismo es una dimensión del racionalismo ya que todas las características de la arquitectura minimalista antes fueron definidas por los postulados del racionalismo.

Entonces, ¿qué es esto del minimalismo?

Es bastante simple: para ser minimalista debes vivir con menos de 100 cosas, no puedes tener un auto, una casa o una televisión, no puedes tener una carrera, debes vivir en lugares exóticos y difíciles de pronunciar.  Se trata de lineas simples, rectas y formas básicas.

Está bien, estamos bromeando, obviamente. Pero las personas que descartan el minimalismo como una especie de moda pasajera suelen mencionar cualquiera de las “restricciones” anteriores sobre por qué “nunca podrían ser minimalistas”. El minimalismo no se trata de ninguna de esas cosas, pero puede ayudarte a lograrlas. . Si desea vivir con menos posesiones materiales, o no tener un automóvil o un televisor, o viajar por todo el mundo, entonces el minimalismo puede ayudarlo. Pero ese no es el punto.

El minimalismo es una herramienta que puede ayudarlo a encontrar la libertad. Libertad del miedo. Libre de preocupaciones. Libertad de abrumador. Libertad de culpa. Libertad de depresión. Libertad de las trampas de la cultura de consumo en torno a la que hemos construido nuestras vidas.

Eso no significa que haya algo intrínsecamente malo en poseer posesiones materiales. El problema de hoy parece ser el significado que le asignamos a nuestras cosas: tendemos a dar demasiado significado a nuestras cosas, a menudo abandonando nuestra salud, nuestras relaciones, nuestras pasiones, nuestro crecimiento personal y nuestro deseo de contribuir más allá de nosotros mismos. ¿Quieres tener un coche o una casa? Genial, ¡hazlo! ¿Quieres formar una familia y tener una carrera? Si estas cosas son importantes para ti, entonces es maravilloso. El minimalismo simplemente le permite tomar estas decisiones de manera más consciente, más deliberada.